Aprueban reforma de Ley de Movilidad Eléctrica en El Salvador para generar más incentivos

La movilidad eléctrica suma adelantos importantes en El Salvador, donde hace pocos días se conoció que prestigiosas empresas como Blink Charging y AES, sellaron una alianza para desplegar una red de electrolineras a lo largo del país.

Este tipo de anuncios serían poco probables sin la anuencia del sector público que, a través de sus decisiones, forma parte clave del camino hacia la descarbonización del parque automotor. En ese sentido, la Asamblea Legislativa aprobó la reforma de la Ley de Fomento e Incentivos para la Importación y Uso de Medios de Transporte Eléctricos e Híbridos.

De acuerdo con los diputados presentes en el debate, con las enmiendas se busca facilitar la llegada de coches desde el extranjero, así como de los insumos necesarios para instalar infraestructura de carga.

En el artículo 1 de la normativa, se señala que el objetivo principal es promover el uso de vehículos eléctricos e híbridos y la implementación de la infraestructura de estaciones de recarga de estos; fortaleciendo las políticas públicas para incentivar el uso dentro del sector público y en la ciudadanía en general, con el fin de contribuir a la movilidad sostenible y a la protección del medio ambiente a través de la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

Aspectos modificados

La reforma del parlamento permite importar autos eléctricos e híbridos usados hasta con siete años de fabricación y eliminó la obligatoriedad de que los autos importados posean batería nueva.

Además, queda exento en 100% el pago del Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (IVA) la importación de automotores eléctricos e híbridos nuevos, mientras que a los usados se les descontará un 25 % de este impuesto por un periodo de 10 años.

Entre otros esfuerzos realizados desde el sector público se encuentra la denominada mesa de movilidad eléctrica, la cual, en octubre de 2021, tras una sesión virtual liderada por la plataforma MOVE de ONU Medio Ambiente, en acción con el Consejo Nacional de Energía (CNE) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), se definieron lineamientos clave para guiar al país hacia la concreción de proyectos en la materia como, por ejemplo, los de flotas de buses.

Otro de los puntos de inflexión para impulsar la electromovilidad en El Salvador data de 2019, cuando se aprobó la Resolución Nº 420 del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO), en el que se autorizó a El a reducir los aranceles aplicables a los vehículos eléctricos del 30% al 0%.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME