Claves de la nueva Ley de Movilidad Eléctrica en Panamá

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, sancionó Ley de Movilidad eléctrica con el objetivo de incentivar el uso de tecnologías limpias en el transporte y reducir las emisiones de carbono (CO2).

La nueva normativa regula el desarrollo y operación de la electromovilidad en el país, promoviendo la transición del transporte de combustión interna a eléctrico.  Además, implementa medidas e incentivos en los sectores público, privado y académico.

En el marco de esta legislación, las instituciones públicas autónomas y semiautónomas, deben reemplazar de manera progresiva su flota de vehículos que utilizan combustible, por autos eléctricos.

En cifras

A partir del año 2025 un 10% de vehículos de entidades públicas y del transporte colectivo y selectivo, deben ser electrificados; en 2027 ese porcentaje aumenta a 25% y en 2030 será de un 40%.

En el caso del transporte masivo, certificados de transporte público colectivo y selectivo, se establece un mínimo de 10% de la flota de autos que deben ser eléctricos en el año 2025; para el año 2027 aumenta el porcentaje al 20% y en el 2030 un 33%.

La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) será la encargada de realizar la revisión anual, para que los operadores del transporte cumplan con el reemplazo de los vehículos de combustión interna a eléctricos. El incumplimiento generará sanciones como la cancelación del certificado de operación.

En ese sentido, las unidades eléctricas de transporte portarán una placa de color verde, mientras que la Secretaría Nacional de Energía y los municipios gestionarán todo lo referente a las estaciones de carga eléctrica.

Además, los municipios trabajarán en la exoneración del pago de placa de circulación vehicular por un periodo de cinco años, contados desde la fecha de compra de autos eléctricos nuevos, y a partir de la fecha de promulgación de la Ley para carros eléctricos adquiridos con anterioridad.

Cortizo destacó que esta nueva ley está alineada con la estrategia energética del Gobierno de migrar hacia fuentes de energía menos contaminantes, política que hoy cobra mayor importancia con el alza de los precios de hidrocarburos sujeto a factores geopolíticos externos”.

El mandatario explicó que la transición energética está contemplada en el plan de su administración, con propuestas para el cambio de tecnología en diversas áreas de la producción como ruta hacia un país más moderno, más limpio y en armonía con el medio ambiente.

El vicepresidente de la República y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo Jaén, firmó el documento y acto seguido se dio la sanción por parte del ejecutivo.

Al acto también acudieron el Secretario Nacional de Energía, Jorge Rivera Staff; el administrador de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos de Panamá, Armando Fuentes Rodríguez; el diputado Edison Broce (proponente de la Ley), la directora del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en América Latina y el Caribe Jaqueline Álvarez; y representantes de entidades bancarias y empresas privadas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.