El Porsche Taycan destapó sus cartas y mostró por qué era el eléctrico más esperado del año

Un torque de 1.050 Nm y una autonomía de 450 kilómetros por carga ¿Valió la pena esperar?

 

Pocas marcas han podido lanzar un vehículo con tanta antesala, expectativa y drama como Porsche con el recién presentado Taycan eléctrico. Luego de un año de pruebas en las pistas más importantes del mundo, varios récords y muchas fotos espías, salió a la luz el primer deportivo eléctrico de Stuttgart. Sus números hablan de un desempeño impresionante y su apariencia evoca el aire que Porsche lleva a todos sus modelos, pero en silencio.

Porsche realizó este 4 de septiembre la presentación simultánea Canadá, Alemania y China, emitiendo desde tres centrales de generación eléctrica renovables. No sólo es un automóvil, es un concepto de sostenibilidad completo, las palabras que lo identifican son inteligente, limpio y verde:

En nuestra planta principal en Alemania la producción es carbono neutro y nuestra meta es crear una fábrica con sin huella de carbono que no tendrá impacto sobre el ambiente. Considerando esto, el Taycan debe cumplir con todos los estándares de calidad de Porsche”, Oliver Blume, CEO de Porsche AG.

Photography: Christoph Bauer
Postproduction: Wagnerchic – www.wagnerchic.com

Las dos versiones del Taycan

Por ahora hay dos variaciones a la venta, una es el Taycan Turbo de 150.000 dólares, esta hace de 0 a 100 kilómetros por hora en 3 segundos, tiene una velocidad tope de 260 km/h y entrega 460 kw (670 hp) con un pico de 500 kW cuando se usa el Launch Control.

Photography: Christoph Bauer
Postproduction: Wagnerchic – www.wagnerchic.com

En la otra esquina está el Taycan Turbo S  que inicia en 185.000. En este la potencia es de 500 kw, pero puede subir a 550 kW (750 hp) con el control de lanzamiento. Acelera en 2.8 segundos de 0 a 100 km/h y en 9.8 hasta los 200 km/h. Este ostenta unos 1.050 Nm de torque, así puede hacer el cuarto de milla en 11.1 segundos, una cifra sorprendente para un vehículo de  2.328 kilos.

Estas aceleraciones se logran en parte por una transmisión de dos velocidades desarrollara por Porsche para aprovechar todo el potencial de los dos motores. Como todo buen Porsche actual, este también porta PSM (Porsche Stability Management).

800 voltios a bordo

El Porsche Taycan es el primer vehículo de producción basado en un sistema de 800 voltios, casi el doble de los estándares del mercado. Esta característica sustenta del desempeño del vehículo y evita la perdida de potencia bajo exigencias de carrera. Según Porsche, puede sostener velocidades de carrera de 260 kilómetros por hora durante largos periodos.

Los diseñadores se encontraron con varias alternativas nuevas al ingresar a la movilidad eléctrica. Uno de los puntos más interesantes del Taycan es su bajísimo coeficiente aerodinámico de 0.22, al no haber un motor adelante o atrás el equipo de diseño pudo arriesgarse más con los ángulos y entregar líneas más rápidas al viento y a la vista.  Al poner la batería de 93.4 kWh en el piso del vehículo se encontraron con que podían tener un centro de gravedad más bajo que el de su 911.

La autonomía de este paquete de iones de litio se calculó en 450 kilómetros (WLTP). Con un protocolo CCS2 el Taycan puede recibir hasta 270 kW al conectarse, lo que le entrega la carga para 100 km en 5 minutos y le permite cargarse hasta 80% en 22.5 minutos. A esto se suma que la potencia del frenado regenerativo es una de las más altas de un vehículo eléctrico, pues llega a entregar 265 kW en una frenada.

El Taycan es un deportivo de altas prestaciones, muestra la transferencia de tecnología de las carreras a la producción en serie. En este auto se nota el ADN del 918 Spyder híbrido y el 919 Hybrid que ganó tres veces Le Mans.

Los planes de Porsche a 2020 incluyen una inversión de 6 billones en movilidad eléctrica, por esto asumen que en 2025 1 de cada 2 Porsche tendrá un sistema eléctrico a bordo.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME