AMIA Unveils Roadmap to Massify Electromobility in Mexico

AMIA

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) presentó el estudio “Recomendaciones para una Política Nacional de Electromovilidad en México”, que destaca una serie de aspectos clave para impulsar la descarbonización del transporte..

De acuerdo con el gremio, los cambios requeridos para la rápida transición hacia la electromovilidad en México necesitan del impulso y de una estrategia conjunta entre gobierno, academia e industria para seguir avanzando en la materia.

La AMIA solicitó a la consultora internacional Frost & Sullivan la investigación para tener una visión experta y neutral de los retos actuales y futuros para la transición, considerando las mejores prácticas internacionales como referencia.

Recomendaciones

El reporte puntualizó aspectos fundamentales que acelerarán la transición, como “iniciar una estrategia inmediata” que busque la reducción de 26.2 millones de toneladas de CO2 y alcanzar los compromisos del Acuerdo de Paris a 2030.

Para la AMIA es de suma relevancia que haya una plan coordinado con los distintos actores del ecosistema, para que los esfuerzos se sumen y vayan en la misma dirección.

Lee también: Geotab estrena Sostenibilidad a Bordo con Google Cloud: Serie de inteligencia de datos

Asimismo, el gremio señala que la estrategia debe ser diseñada y coordinada por una entidad que tenga una visibilidad completa de acción, para que tenga un beneficio para el medio ambiente, el consumidor, la sociedad, el gobierno y la industria.

Lo ideal, señaló el reporte, es que sea coordinada por la Presidencia de la República para que sea vinculante, y que además tenga un esquema robusto de incentivos al consumidor y a la infraestructura para acelerar la transición a la electromovilidad.

De acuerdo con la AMIA, la estrategia ayudaría a coordinar esfuerzos para que la industria automotriz tenga una transición ordenada a la manufactura de vehículos eléctricos con elementos que fomenten la creación de más y mejores empleos.

Foto: AMIA

Beneficios

El informe de la AMIA sostuvo que el impacto de la adopción de una Política Nacional de Electromovilidad, Mexico lograría hacia el 2030 posicionar a México como un jugador líder a nivel global en manufactura de vehículos eléctricos

Además, ubicaría al país como hub de manufactura, al ser proveedor de una cadena sólida de suministro dentro de América del Norte.

La implementación de la estrategia también permitiría incrementar el valor y contribución de la industria automotriz en la economía mexicana, al fabricar vehículos con tecnologías de punta y de mayor valor agregado.

Sobre el consumo de electricidad, el estudio aseguró que únicamente el 1.4% de la energía producida en 2030 sería consumida por los vehículos conectables.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook