Estas son las curvas de carga de los coches eléctricos más vendidos

La autonomía de los coches eléctricos y el tiempo de carga necesario para poder utilizarlos de nuevo, es un punto muy importante a considerar a la hora de comprar un vehículo eléctrico y realizar la transición eléctrica a nivel personal, o de una flota de empresa. Estos datos son de mucho interés y es importante conocerlos.

A través de la página web holandesa Fastned, podemos ver las curvas de carga de los diferentes modelos de coches eléctricos que hay a la venta en la actualidad en los diferentes mercados del mundo.

Audi e-tron

Empezamos con el SUV eléctrico del grupo alemán Volkswagen. Este coche admite una potencia de carga de hasta 150 kW de carga rápida. En la curva de carga adjunta, se puede ver la velocidad de carga en puntos de 175 kW y 50 kW de potencia. De media, el e-tron es capaz de recuperar 100 km de autonomía en 10 minutos utilizando un cargador de 175 kW, mientras que en un punto de carga de 50 kW tardará en recuperarlos 30 minutos. A 175 kW, la velocidad de carga se verá reducirá lentamente a partir del 80% de carga. A 50 kW, esto ocurre al llegar al 98%.

BMW i3

El BMW i3 es uno de los más veteranos que continúan a la venta hoy en día, pese a haber recibido una actualización que ha alargado su vida comercial. En este caso, la potencia máxima admitida es de 50 kW. De media, el BMW i3 recupera 100 km de carga en un rango que va de 20 a 25 minutos. Los tiempos de carga varían según la batería que equipe cada unidad:

  • 22 kWh: Carga rápida hasta el 65%, la velocidad se reducirá a partir de ese porcentaje.
  • 33 kWh: Carga rápida hasta el 85%, la velocidad se reducirá a partir de ese porcentaje.
  • 42 kWh: Carga rápida hasta el 85% aproximadamente, la velocidad se reducirá a partir de ese porcentaje.

Hyundai Ioniq

La potencia máxima admitida es de 70 kW en el caso de este eléctrico coreano. De media, el Ioniq tarda en recuperar 100 km entre 15 y 25 minutos. A partir del 75% de carga, la velocidad de carga comienza a caer, y por encima del 85% se reduce a una potencia de 22 kW.

Hyundai Kona

En el caso de este otro coche eléctrico de Hyundai, la potencia máxima admitida de carga es 77 kW para la versión con una batería de 64 kWh de capacidad. De media, el Kona carga 100 km de autonomía en un tiempo de entre 15 y 25 minutos, cayendo su velocidad a partir del 73% de batería.

Jaguar I-PACE

El SUV eléctrico de la marca británica admite potencias de carga de hasta 100 kW,gracias a una actualización de software que está disponible desde el mes de marzo. En este caso, de media, es capaz de recuperar 100 km de autonomía en un tiempo de entre 15 y 30 minutos. En un cargador de 175 kW, la velocidad de carga cae lentamente a partir del 40% de batería, mientras que en uno de 50 kW esto ocurre a partir del 80%.

Kia e-Niro

El crossover de Kia permite una carga utilizando potencias de hasta 77 kW para la variante de 64 kWh. Para la versión de 39 kWh, el máximo es 50 kW. De media, el Kia e-Niro con batería de 64 kWh recupera 100 km en un tiempo de entre 15 y 25 minutos. La velocidad de carga cae a partir del 73% en adelante.

Mercedes-Benz EQC

El primer coche eléctrico de Mercedes-Benz es un SUV que permite cargas de hasta 110 kW de potencia. Un EQC, de media, carga 100 km en un tiempo de entre 15 y 30 minutos. En un punto de carga de 175 kW, la velocidad de carga comienza a caer a partir del 40%, mientras que en uno de 50 kW esto ocurre a partir del 90%.

Nissan LEAF

El del Nissan LEAF es un caso de especial mención, ya que el sobrecalentamiento de su batería le impide continuar cargando de una forma rápida durante mucho tiempo, tal y como se aprecia en la gráfica. La potencia máxima admitida por el japonés es de 50 kW. Recupera 100 km de autonomía en un tiempo de entre 20 y 25 minutos.

Su comportamiento depende de las diferentes baterías equipadas:

  • 24 kWh: carga rápida hasta el 25%, la velocidad cae a partir de ese momento.
  • 30 kWh: carga rápida hasta el 80%, la velocidad cae a partir de ese momento.
  • 40 kWh: carga rápida hasta el 60%, la velocidad cae a partir de ese momento.
  • 62 kWh (LEAF e+): Aún no hay información sobre esta versión.

Tesla Model S/X (Long Range)

Los Tesla Model S y Model X pueden cargarse de forma rápida a través de su conector CCS, que permiten una potencia de hasta 140 kW en puntos de carga de 175 kW. Permiten recuperar 250 km de autonomía en un tiempo de entre 20 y 25 minutos. Si la carga se hace a través de un Supercargador de la marca californiana, la máxima potencia admitida es de 150 kW.

Tesla Model 3 (Long Range)

Aunque el Tesla Model 3 permite potencias de carga de hasta 250 kW en los Supercargadores V3 de la propia Tesla, en cargadores rápidos de 175 kW permite cargar a un máximo de 150 kW a través de CCS. Se puede ver en la gráfica como la velocidad de carga cae a partir del 50%, sufriendo una caída más acusada a partir del 60% cuando carga a 150 kW.

Volkswagen e-Golf

El famoso compacto de Volkswagen, reconvertido a coche eléctrico, permite cargar a una potencia máxima de 40 kW a tavés de CCS. De media, su batería recupera 100 km de autonomía en un tiempo de entre 20 y 25 minutos.

Su comportamiento depende de la batería que equipe:

  • 26 kWh: carga rápida hasta el 75%, momento en el que comienza a cargar de forma más lenta.
  • 36 kWh: carga rápida hasta el 80%, momento en el que comienza a cargar de forma más lenta.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.