General Motors construye vehículo con baterías Ultium para viajar a la luna

El plan de transición hacia la electromovilidad que plantea General Motors (GM) no se limita a la fabricación de vehículos, sino que contempla una gran variedad de adelantos tecnológicos con el objetivo de liderar el mercado en la nueva era de la industria automotriz.

En medio de las innovaciones que considera la icónica marca se encuentra desarrollar baterías con una serie de innovaciones fuera de serie, entre las que incluyen capacidad para que vehículos que vayan a la luna utilicen estas pilas.

Para lograr esa meta, GM se asoció con la compañía aeroespacial Lockheed Martin para competir contra varios contendientes que también buscan construir los vehículos eléctricos lunares que participarán en las futuras misiones Artemis de la NASA.

De este vehículo alimentado por baterías Ultium, que debe durar 10 años y ser capaz de acometer diferentes misiones en terrenos inexplorados se extraerá la tecnología para los futuros vehículos terrestres de General Motors.

De acuerdo con información suministrada por GM, La batería de metal de litio con un ánodo protegido contará con una combinación de factibilidad, alto rendimiento y densidad de energía. Las baterías prototipo iniciales ya han completado más de 240.000 kilómetros de pruebas simuladas en los laboratorios de investigación y desarrollo del Centro Técnico Global de GM en Warren, estado de Michigan, lo que demuestra el potencial en el mundo real.

Ya han viajado a la luna

Cabe destacar que de ganar este reto, no sería la primera vez que la empresa estadounidense pise territorio lunar. En 1971, la NASA lanzó un vehículo de exploración construido por General Motors y Boeing para las misiones Apolo.

Los diseñadores e ingenieros de GM y Lockheed aseguran haber estudiado el trabajo de sus predecesores antes de comenzar con su tarea. La primera misión de Artemis podría lanzarse este año, seguida de varias misiones más complejas que abarcarían hasta mediados de la década.

¿Qué pide la NASA?

El vehículo lunar de las misiones Artemis debe garantizar una durabilidad de al menos 10 años en el espacio y ser capaz de abarcar múltiples misiones y tareas.

En la luna, hay 14 días seguidos de oscuridad seguidos de 14 días de luz. La gravedad es aproximadamente un sexto de la Tierra y el polvo lunar abrasivo puede empañar los trajes y equipos espaciales de los astronautas. Según Lockheed, el vehículo tendría que operar en temperaturas que oscilan entre -173 ºC (-280 ºF) y 126 ºC (260 ºF).

Gran parte de las pruebas virtuales que General Motors ha estado utilizando para la misión lunar se establecieron para evaluar el Hummer eléctrico, principal representantes de su nueva gama de vehículos eléctricos. La batería de la versión Edition 1 del Hummer, integrada en la arquitectura Ultium de tres motores eléctricos, proporciona el marco necesario para lograr y capacidades que no sería posible implementar con una arquitectura de vehículo y un sistema de propulsión convencionales.

La asociación GM-Lockheed competirá por el contrato de Artemis contra la alianza entre Nissan North America con Sierra Space y Teledyne que también han comenzado la tarea de diseñar este nuevo vehículo lunar.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook