Porsche prepara estrategia para que sus coches eléctricos sean más rentables que los de combustión

Está demostrado que los coches eléctricos representan una salida importante para la descarbonización del parque automotor, tomando en cuenta la gran cantidad de emisiones de carbono (CO2) provenientes de los vehículos a combustión. Sin embargo, el modelo de negocio aún es una cuenta pendiente para que fabricantes obtengan rentabilidad de estas nuevas tecnologías.

Empresas emblemáticas de la industria como Porsche ya han asomado sus planes en el corto plazo, donde aseguran que tendrán importantes réditos económicos en medio de la transición hacia la electromovilidad.

La marca alemana ve altas posibilidades de aumentar los precios de sus vehículos eléctricos con respecto a sus modelos con motor de combustión.

El director financiero de Porsche, Lutz Meschke, considera que los márgenes de los autos electrificados alcanzarán la paridad con los de gasolina en dos años. Asegura que debido a que los clientes están dispuestos a pagar más por una tecnología avanzada, en 5 años los vehículos eléctricos serán más rentables que los tradicionales.

En ese sentido, la compañía ha planteado una hoja de ruta para aumentar la rentabilidad de las ventas a más del 20% a largo plazo, frente al 16% del año pasado.

“Los márgenes de los vehículos eléctricos alcanzarán la equidad con los modelos de combustión en los próximos dos años. Una vez esto se haya producido, los clientes estarán dispuestos a pagar más por la nueva tecnología”, afirmó Meschke hace pocos días en el evento “Porsche AG Capital Markets Day”.

Desde Porsche estiman que para finales de esta misma década, 8 de cada 10 modelos vendidos serán electrificados, mientras que para el año 2031, esperan que los coches eléctricos representen la mitad del mercado automovilístico de lujo en todo el mundo.

Prestigiosa oferta

Entre las novedades que anunció Porsche se encuentran crear una versión eléctrica de su popular SUV Macan. Es probable que el modelo enchufable tenga un precio muy superior a los 60.000 dólares que cuesta la gama básica de gasolina. Además, el fabricante también está planeando un nuevo SUV eléctrico de lujo situado por encima del Cayenne, cuyo precio comienza en unos 83.000 euros.

El director general de Porsche, Oliver Blume señala que el objetivo es ampliar de forma selectiva los segmentos de mayor volumen de negocio y aprovechar las oportunidades de precios de los vehículos eléctricos.

Subraya que Porsche es única porque la marca tiene un atractivo de lujo y se beneficia de las economías de escala. De hecho, vendió 27 veces más coches que Ferrari el año pasado. Sin embargo, mantener esa producción durante el cambio al eléctrico y aumentar los márgenes al mismo tiempo será todo un reto.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME