Secretario general de ANAC: “El hidrógeno será clave para el transporte de carga en Chile”

  • El secretario de ANAC informó que en los primeros 7 meses del 2021 se registró un incremento de 281,3% en venta de vehículos eléctricos, respecto al mismo periodo el año anterior.
  • Adelantó que en los próximos meses podría materializarse la instalación de hidrogeneras en lugares estratégicos del país.
  • “El segundo semestre de este año ha mostrado señales de recuperación para todos los segmentos de vehículos, y para todas las motorizaciones que llegan al país”.


Chile se perfila como uno de los países de América Latina y el Caribe con mayores avances en materia de movilidad sostenible. A inicios del 2020, la ministra de transporte y telecomunicaciones, Gloria Hutt, anunció que desde su despacho trabajan por contar con un transporte público 100% eléctrico para 2040, lo que sugiere que durante los próximos años se registrarán grandes progresos en la materia.

Por ello, con el fin el ofrecer una actualización sobre los retos en cuanto a normativas de vehículos híbridos y eléctricos, las proyecciones de ventas de estos y planes de instalación de hidrogeneras en Chile, el secretario general de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), Diego Mendoza Benavente, otorgó una entrevista exclusiva a Latam Mobility.

En la conversación, Benavente reveló los logros que ha alcanzado el país en materia de certificación de personal para la reparación de vehículos eléctricos, donde ANAC participa en el apoyo para capacitar a más de 6.300 mecánicos automotrices, además de distintas capacitaciones al personal del sector público.

 ¿Cómo ha avanzado la normativa de vehículos eléctricos e híbridos en Chile? ¿Qué retos se plantean en cuanto a la homologación y comercialización de estos vehículos?

En estos momentos, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de Chile, y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles están trabajando en una serie de normativas asociadas a vehículos eléctricos e híbridos en nuestro país, lo cual es una buena noticia.

Por ejemplo, se está regulando los estándares y criterios de instalación de “electrocargadores” o electroterminales en las vías públicas, y de libre acceso al público. Esto es un desafío, ya que a Chile ingresan vehículos nuevos importados desde 28 orígenes distintos y para la electromovilidad continuarán ingresando desde una gran variedad de orígenes, con distintas normas constructivas, protocolos de carga, cables de viaje diferentes, etcétera.

Es fundamental que nuestra norma nacional acoja a todos los orígenes —sin discriminación— para que la experiencia de uso de estos vehículos no sea conflictiva ni demorosa. También Chile debe avanzar en la política de descarbonización de nuestra matriz energética, para que la carga de los modelos eléctricos e híbridos enchufables no suponga una sobreexigencia a la matriz nacional eléctrica, que todavía usa parte de combustibles fósiles.  

Adicionalmente, un aspecto fundamental será el lanzamiento de “programas piloto” o de testeo de nuevas tecnologías, para lo cual el Ministerio de Transportes ya ha publicado un Decreto que permite la realización de pruebas experimentales para tecnologías de cero y bajas emisiones. Será clave para el hidrógeno verde, combustible en el que Chile debe participar como uno de los principales productores y que tiene una posibilidad de desarrollo enorme para el transporte de carga en carretera.

Chile hoy transporta más del 95% de sus cargas a través de carreteras, desde el norte del país al extremo austral, por lo que comenzar los primeros estudios de las tecnologías en base a hidrógeno en la que puedan participar nuestros socios importadores de camiones es clave para estar preparados en esta nueva forma de electromovilidad.

 Según las estadísticas oficiales de ANAC, ¿qué se puede concluir de la venta de vehículos eléctricos en el primer semestre del 2021?

La comercialización de vehículos denominados cero y bajas emisiones, que incluyen a tecnologías full electric (EV), híbridas enchufables (PHEV), microhíbridas (MHEV) y a los híbridos convencionales (HEV), ha demostrado una recuperación constante en los últimos tres meses de la mano con el mayor desconfinamiento en las ciudades de Chile. La recuperación de estos segmentos supone una cifra acumulada de 244 EV (+281,3% de crecimiento al compararse con los mismos 7 meses de 2020), 94 PHEV (+291,7%), 248 MHEV (+475% de crecimiento sólo en el mes de julio) y 866 HEV (híbridos convencionales, que llevan un 266,9% de crecimiento en los 7 primeros meses de este año) vendidos en total, en lo que va de 2021.

Si bien parecen cifras extraordinariamente alentadoras, deben mirarse con el resguardo correspondiente pues el desempeño de cada mes (o del primer semestre) de este año, se compara con el mismo mes o periodo del año pasado, y 2020 fue un año de duras contracciones y bajas en las ventas de todos los segmentos de vehículos, justamente por el impacto de la pandemia que en Chile fue más extendido que en otras partes del mundo, con confinamientos aplicados a la población general durante varias semanas -o meses- continuados, y severas restricciones para el cierre del comercio.

Este año, la recuperación que se ha demostrado en los últimos meses se explica por un enorme avance tecnológico en la transformación digital del sector automotor chileno, con venta por canales online, atención no-presencial, tramitación electrónica de la venta del vehículo, facturación, patentamiento, inscripción, pago de impuestos, entre tantos otros elementos que hoy permiten cotizar, ver y escoger tu vehículo por medios completamente electrónicos.

 Háblanos sobre las proyecciones en las ventas de vehículos eléctricos para el segundo semestre del 2021 en Chile.

El segundo semestre de este año ha mostrado señales de recuperación para todos los segmentos de vehículos, y para todas las motorizaciones que llegan al país. Primero, hay que destacar que la principal reactivación ha sido en los segmentos de vehículos de pasajeros y SUV, que precisamente fueron “retrasados” en su compra durante la pandemia de Covid-19.

En oposición, los vehículos eléctricos e híbridos de trabajo (vehículos comerciales, furgones, al igual que camiones eléctricos livianos y medianos) que sufrieron bajas menos sensibles en su comercialización durante 2020, han experimentado un aumento en sus ventas durante 2021 lo que debiese continuar en este segundo semestre, principalmente porque las actividades productivas en el país se han ido reactivando de la mano con el proceso de vacunación. Vehículos de carga eléctricos y los camiones de carga por carretera, también han subido en sus ventas precisamente por la reactivación de proyectos que quedaron paralizados. En estos momentos, más del 95% del transporte de bienes en Chile se realiza a lo largo de sus carreteras, al igual que la distribución final en la última milla hacia los domicilios de sus destinatarios, y estos vehículos han debido enfrentar ese desafío en el transporte.

Proyecciones y cifras de venta no es posible adelantar, al igual que el desempeño final del año, para este segmento específico de vehículos eléctricos. Sería aventurado, toda vez que se tratan de modelos importados desde el extranjero y aún persiste una alteración al comercio marítimo internacional que podría retrasar el desembarco de estos vehículos en nuestro país. Nuestros asesores y economistas expertos (Forecast Consultores), que son estudiosos del mercado automotor nacional, han estimado ventas totales de vehículos livianos y medianos en general superiores a 380.000 unidades para 2021 (cifra que incluye modelos eléctricos, híbridos y a combustión interna tradicionales), lo que claramente supondría una recuperación respecto a las 258.835 unidades totales de cero kilómetros que se comercializaron en 2020.

¿Qué gestiones ha adelantado o conoce ANAC sobre la certificación y/o capacitación de personal para la reparación y mantenimiento de vehículos híbridos y eléctricos?

En materia de capacitaciones y certificaciones al personal oficial de las marcas, ha sido extremadamente importante avanzar antes de la masificación de las tecnologías híbridas y eléctricas en nuestro país. Básicamente, cada marca estudia detenidamente las necesidades y capacidades que requieren en su red de concesionarios y talleres oficiales para atender el volumen de vehículos híbridos y eléctricos que pretendan instalar en Chile.

Durante este año, además, como ANAC hemos preparado una modernización de perfiles ocupacionales ligados a las carreras de mecánica automotriz junto a Chilevalora, una entidad nacional especialmente encargada de certificar las competencias laborales de trabajadores locales.

El trabajo realizado apoyará a más de 6.300 trabajadores del área de mecánica automotriz y esperamos, además, que contemple una segunda etapa de profundización en las áreas eléctricas y de tecnologías híbridas, pues son vehículos que deberán ser atendidos necesariamente en las redes oficiales para asegurar el correcto funcionamiento de cada unidad.

Adicionalmente, junto a INACAP hemos desarrollado una serie de seminarios y webinars durante los últimos meses, para exponer los principales desafíos en la adopción de electromovilidad avanzada en nuestro país, incluyendo la certificación y capacitación del personal de las plantas de revisiones técnicas, bomberos, Carabineros de Chile y tantas otras instituciones que deberán conocer estas nuevas tecnologías para saber cómo reaccionar ante una emergencia. Finalmente, con DUOC UC estamos preparando una propuesta de modernización a los procedimientos de chequeo en las Plantas de Revisión Técnica para incluir un cuestionario específico de vehículos eléctricos, que contemple la medición de potenciales fugas de electricidad, funcionamiento mecánico del vehículo, niveles de carga, entre otros elementos. Habrá mucho en qué avanzar.

 ¿Existen planes de masificación de hidrogeneras en Chile? En este orden de ideas ¿Cuentan con algún registro de vehículos con pila de combustible de hidrógeno en circulación?

El hidrógeno ha sido considerado como una forma más de electromovilidad en nuestro país, siendo ello un paso clave en la dirección correcta. No cabe duda de que la movilidad en base a hidrógeno será clave en Chile, en especial para el segmento de transporte de carga en carreteras donde las marcas fabricantes están desarrollando interesantes tecnologías en base a ese combustible.

Por otro lado, el Ministerio de Energía chileno ha recogido en la nueva Ley de Eficiencia Energética a esta tecnología en base a hidrógeno como uno de los focos atendibles para el desarrollo de la electromovilidad logística, situación que ha sido recogida por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Esta buena señal supondrá la instalación de hidrogeneras, primero, en lugar estratégicos (como ha ocurrido en algunas empresas de la minería en Chile, o eventualmente en el sector de transporte de carga) y luego como una tecnología masificada que podría llegar a automóviles particulares.

El plan de desarrollo de hidrogeneras irá de la mano con la fabricación de hidrógeno verde como combustible en Chile, país que tiene un potencial enorme para su desarrollo, según ha sido reconocido por las autoridades. Finalmente, si bien no hay un registro activo de vehículos en base a hidrógeno en circulación hoy, sí contamos con un reglamento para realizar planes piloto de tecnologías experimentales en nuestro país, desarrollado por el Ministerio de Transportes y que nos permitirá probar tecnologías de movilidad en base a hidrógeno en el corto plazo. Este paso será fundamental, pues los vehículos con pila de combustible de hidrógeno deben cumplir el procedimiento formal de homologación ante el Centro de Control y Certificación Vehicular (3CV) nacional, y estos planes piloto apuntan precisamente a facilitar dicho proceso.

Entrevista | Osward Rubio

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME