Terpel Ecuador acelera transición energética con lubricantes biodegradables

El uso de combustibles biodegradables está tomando vital importancia en la industria del transporte, debido a su notable aporte a la reducción de la contaminación. De acuerdo con datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, las operaciones logísticas son responsables de aproximadamente el 25 % de las emisiones de CO2 en el mundo.

Su producción es estratégica para cualquier país, ya que permite reducir la dependencia de los combustibles no renovables y contribuir a mantener el petróleo en su lugar de origen.

Terpel Ecuador es una de las empresas que ha decidido acelerar la transición de sus operaciones en este sentido, presentando al mercado una línea de lubricantes Mobil biodegradables para maquinaria de los sectores marino, minero y petrolero que opera en áreas sensibles para el medio ambiente.

La composición de estos productos minimiza su impacto ambiental en el suelo, agua, y en los humedales, entre otros. Son hechos a partir de productos vegetales como caña de azúcar, sorgo dulce, remolacha azucarera, maíz, madera y celulosa y de los aceites para producir biodiésel. 

Características

Terpel detalló que la nueva línea está conformada por tres series de lubricantes, cada una con características eco amigables. En primer lugar, la serie Mobil DTE 10 Excel™, con baja toxicidad acuática y sin cinc; luego, la Mobil SHC Aware™, cuya gama de aceites de alto rendimiento es ideal para aplicaciones marinas, pues cumplen con las directrices del Permiso General de Buques de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, y son fácilmente biodegradables y mínimamente tóxicos.

En tercer lugar está la Mobil Eal Artic™, diseñada para complementar la nueva generación de refrigerantes respetuosos con la capa de ozono y de menor calentamiento global exigidos por los protocolos de Montreal y Kyoto, y cuyo desarrollo fue un trabajo conjunto con los principales fabricantes de compresores y diseñadores de sistemas, con el fin de garantizar un desempeño excepcional.

Terpel explica que al ser lubricantes altamente especializados, estos productos tienen niveles de degradación que van desde el 20% hasta el 60% en 28 días, contribuyendo a la preservación del planeta y a minimizar las consecuencias de los derrames, en caso de presentarse.

Aspectos positivos

Los biocombustibles ofrecen muchos beneficios, puesto que al reducir la demanda de petróleo, podrían volver más seguro el abastecimiento de energía. Su uso también reduce los costos de importación a países con déficit de capacidad energética y ofrece mejor balanza comercial y de pagos. 

Además, los biocombustibles mejoran el desempeño de los vehículos y aumenta el potencial para el desarrollo agrícola y rural, incluyendo nuevos trabajos y la generación de ingreso, lo que indudablemente ayuda a alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.