Porsche afina estructura tecnológica para que la mitad de sus ventas en Latinoamérica sean de vehículos eléctricos

En su misión de contribuir a la sostenibilidad en América Latina, el gigante alemán de la industria automotriz, Porsche, estima que para el año 2025 sus autos con tecnología eléctrica representarán el 50% de las ventas y para 2030 espera que esa cifra aumente al 80%.

Tal como lo adelantó Vicente Díaz, Gerente comercial de Porsche en Chile en la X Cumbre de movilidad sostenible de Latam Mobility, para la próxima década estos vehículos serán producidos y comercializados sin dejar ninguna huella de carbono, ya que la compañía y sus proveedores se han comprometido a establecer una cadena de suministro de emisiones cero, desde la extracción de minerales, producción de materiales y transporte, hasta todo el ciclo de vida de los coches.

Estructura clave

‟Para satisfacer todas las necesidades de nuestros clientes contamos con varias herramientas. La primera es el estudio e instalación de cargadores Porsche en las casas de cada uno de nuestros clientes, ya que según nuestros estudios, aproximadamente 64 por ciento de la carga es realizada en el hogar”, dijo Díaz.

En segundo lugar, destacó que cuentan con la infraestructura Porsche Destination Charging, que es una red de carga pública que la empresa está desarrollando mediante alianzas con restaurantes, centros comerciales, clubes y otros sitios que frecuentan los clientes para que puedan cargar allí sin costo alguno, ya que según los estudios, en estos lugares son llevadas a cabo cerca de 25% de las cargas, mientras que el otro 11% es realizado en oficinas y áreas de trabajo. 

La tercera herramienta de Porsche para permitir a sus clientes recargar mientras paran a hacer alguna diligencia personal y no tener que detenerse es el Porsche Charging Services, conformado por alianzas con diferentes empresas privadas que les permitirán a los usuarios cargar sus autos en las electrolineras de ellos.

Baterías de gran alcance

Para que el aumento de ventas de vehículos eléctricos de Porsche sea una realidad, es necesaria una gran cantidad de baterías de alto rendimiento, por lo que el fabricante, a través de su filial Cellforce Group, eligió a la empresa química BASF para desarrollar celdas de próxima generación.

‟Esa alianza comenzará a dar frutos a partir de 2024, cuando la planta esté en capacidad de producir al menos 100 MWh por año, lo que servirá para impulsar 1000 vehículos, entre modelos de competición y deportivos de altas prestaciones”, precisó Díaz.

A la par, Porsche trabaja en otros frentes para ayudar al medio ambiente. Uno de ellos es la producción de combustibles sintéticos y junto a partners como Siemens Energy y otras empresas internacionales, ya comenzaron en Chile la construcción de una planta industrial para la producción de este tipo de combustibles que son prácticamente neutro en CO2.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME