Terpel: “Estimamos que al finalizar el año operaremos en 5 electroterminales, sirviendo a 653 buses completamente eléctricos”

El 1968 fue el año que vio nacer a Terpel, en Bucaramanga, Colombia. En aquél entonces, la empresa inició sus labores con unas 20 estaciones de servicio a fin de satisfacer la creciente demanda de combustible que había en el departamento de Santander.


Con al menos 50 años de historia y poco más del 30% de participación en el mercado, Terpel registra más de una década de arduas gestiones destinadas a favorecer al medioambiente. De hecho, en el 2020 fue incluida en el índice Sustainability YearBook 2021 de S&P Global.


Además, ha dejado saber que es un fiel creyente de la migración hacia alternativas de movilidad más limpias, y como prueba de ello, relucen sus múltiples estaciones de carga eléctrica y de Gas Natural Vehícular (GNV).

Contenido relacionado: Ambicioso plan “Beat Tesla” podría llegar a Colombia en 2022
 
Con el propósito de dar a conocer sus avances en materia de movilidad sostenible y develar los retos existentes en el ámbito de infraestructura de carga en Colombia, entre los que destaca la definición de los estándares de conectores de carga en los vehículos eléctricos, Terpel ha conversado con Latam Mobility a través de su equipo de comunicaciones, dejando saber además sus puntos de vista y objetivos de cara a los próximos años.  

Inauguración de una de las primeras estaciones de carga de Terpel.

¿Cuál es el objetivo de Terpel en materia de movilidad eléctrica para 2021?

Actualmente en Colombia existen varios incentivos para quienes usan vehículos eléctricos. Medidas como la exención del pico y placa han hecho que muchas personas se inclinen por usar esta nueva forma de movilidad. Sin embargo, estos vehículos tienen una menor autonomía, lo que implica que se usen principalmente en las ciudades y trayectos cortos. Este hecho puede desincentivar su compra y uso.


Bajo este panorama, nuestro propósito es romper con esa barrera que existe para la adquisición de vehículos eléctricos, a través del desarrollo de una red de carga rápida en las carreteras del país con la que buscaremos desurbanizar el carro eléctrico. En 2021 continuaremos con el proyecto de interconectar ciudades y permitir que nuestros usuarios puedan viajar por Colombia sin importar el tipo de vehículo que usen y encontrar estaciones que les permitan cargar sus automóviles.


De igual forma, seguiremos apoyando la migración de las flotas de buses públicos a vehículos eléctricos, ofreciendo una solución de carga y la energía necesaria para movilizarse.

¿Cuáles han sido los pasos de Terpel en la transición hacia un modelo de negocio sostenible como lo es la movilidad eléctrica? 

El primer paso que dimos en Terpel fue comenzar a viabilizar la interconexión entre Bogotá y Medellín a través de estaciones de carga rápida para vehículos eléctricos. La mayoría de los automóviles que utilizan este tipo de tecnología pueden realizar todo el viaje entre las dos ciudades y contar con la autonomía necesaria gracias a las estaciones de servicio dispuestas por la compañía desde el año pasado.


De igual forma, queremos seguir acompañando al servicio público en su migración hacia una nueva movilidad, a través del uso de vehículos eléctricos. Actualmente proveemos la carga eléctrica en tres de los cuatro patios de buses con esta tecnología con los que cuenta Bogotá, uno de los cuales diseñamos y construimos. Estimamos que a finalizar el año contaremos con operaciones en 5 electroterminales, sirviendo a 653 buses completamente eléctricos.  

¿Cuáles son los retos de la infraestructura de carga para Colombia?

El principal reto es definir un estándar para los conectores de los vehículos eléctricos. Cada vehículo, dependiendo de su origen, tiene un conector con estándar diferente y esto le genera confusión al usuario, porque no está seguro de si puede recargar su vehículo en una estación o no. Lo ideal sería tener unos parámetros claros con el fin de que los proveedores, importadores de los equipos y los usuarios, tengan claridad sobre qué servicios se van a prestar.


Hasta el momento, hay un proyecto de resolución que dice que cada punto de carga debe tener como mínimo un cargador de estándar Tipo 1 o CCS1 (estándar estadounidense), pero esto no resuelve el problema ya que hay muchos usuarios que van a necesitar otro tipo de conector y estarían siendo excluidos. Lo ideal, sería que el país se comprometa a utilizar un estándar único y que toda la cadena se adhiera a él -tal como se ha hecho en el pasado con otras tecnologías de otros sectores como la TDT-, con el fin de poner al servicio de los usuarios más puntos de carga.

¿Qué aspectos comunicacionales pretende exponer Terpel para conseguir sus metas?  

El objetivo es mostrar la oferta de valor que tiene Terpel para el mundo de la movilidad eléctrica. Queremos que los usuarios, dueños de estaciones y clientes corporativos conozcan que Terpel Voltex está trabajando para incentivar la transición a una movilidad más sostenible y piensen en nosotros como un posible aliado. De igual forma, buscamos reiterar nuestro compromiso de Aliado País con el que buscamos ofrecer soluciones y avances para Colombia, en este caso, interconectando ciudades con estaciones de carga eléctrica.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.