Videocafé Latam Mobility: Expertos desmontan mitos y destacan la importancia de las baterías de segunda mano en la electromovilidad

Las baterías de segunda mano en vehículos eléctricos representan un tema de debate para la electromovilidad, en el cual aparecen una gran cantidad de mitos por superar para que su utilización se afiance en el mercado.

En ese sentido, un conjunto de expertos se dieron cita al Videocafé Series de Latam Mobility: “¿Y qué hacer con las baterías EV?”, para ofrecer sus puntos de vista acerca de tan interesante ámbito del mundo de la movilidad.

Bajo la conducción del asesor de Latam Mobility y experto en electromovilidad, Jorge Suárez, el foro tuvo participación introductoria de Juan Cardona, director comercial de Geotab, quien explicó la importancia de la telemática, entendiendo este concepto como la utilización del Big Data para administrar flotas de vehículos de cara a la transición energética tanto de empresas, como cualquier auto particular que pueda ser medido por esta tecnología.

Específicamente sobre las baterías, punto central de la conferencia, Cardona señaló que una de las soluciones fundamentales que ofrece Geotab a sus clientes es información privilegiada y estratégica sobre el rendimiento y autonomía, según el tipo de coche.

Las baterías y el dilema de los residuos

Jaime Herrera, Innovability Manager de Enel X asegura que la implementación de baterías de segunda mano trae consigo un mar de oportunidades a explotar en América Latina.

Sobre este particular, reveló en exclusiva para Latam Mobility que la compañía líder en generación y distribución de energía está llevando a cabo un proyecto en España asociado a las baterías y piensan trasladarlo en el corto plazo a Latinoamérica. 

“Estamos explorando desarrolladores locales para implementarlas tomando en cuenta que las necesidades de clientes no son las mismas y las regulaciones no son homogéneas. Hemos dado pasos relevantes en la movilidad eléctrica sin saber lo que iba a pasar y ahora se nos presenta un reto similar con las baterías”, dijo Herrera.

Alfonso Irrizburu Santos, responsable de Negocios en BeePlanet, señala que aunque en Europa aún no hay avances acerca de las regulaciones que deben privar en la producción y comercialización de baterías de segunda mano. «Hay todo un movimiento de profesionales de alto perfil que están trabajando en el desarrollo de esta tecnología», dijo.

Con respecto a los pasos que tiene que dar esta innovación para ser un modelo de negocio rentable, el español considera que se requiere un intensivo capital de inversión debido a los especialistas de alto nivel que se requieren para trabajar en esos proyectos, además de la maquinaria que se necesita. Asegura que si se logran mitigar estos aspectos, el modelo financiero irá escalando. 

“Actualmente tenemos modelos variopintos para comercializar, y el gran objetivo de esta industria es asemejarnos en el consumo, buscar una solución global a los problemas locales”, puntualizó Irrizburu Santos.

La visión de ESK Market Intelligence

Jaime Alee, presidente de ESK Market Intelligence detalló que quienes trabajan con las baterías de segunda mano aún están intentando establecer el modelo de negocio, debido a los precios y competencia con las baterías nuevas.

Explicó que la estructura de las pilas es un proceso complejo donde hay tres líneas comerciales fundamentales: Producción de materiales a través del litio que requiere millones de celdas a costo muy bajo de kilovatios, reempaquetamiento de segunda vida con la reutilización de celdas en aplicaciones eléctricas, a través de un proceso que requiere que estas sean uniformes químicamente y una línea integrada en la que se reutilicen módulos completos.

Alee informó que el gobierno aprobó fondos a la Universidad de Chile para crear un centro dedicado a promover la electromovilidad y tendrá un área especializada en la segunda vida de baterías.

Alejandro Camargo, director general de BATx también se refirió a la conformación de las baterías al señalar que si su estado está por debajo del 70%, ya sale del vehículo eléctrico porque no puede cumplir bien su función. “Se complica la estimación del estado de carga y te puedes quedar sin batería y potencia rápidamente, pero sigue almacenando energía y hay posibilidad de reutilizar”. “Nosotros (BATx) tomamos las baterías y las ponemos a funcionar en un régimen viable para su capacidad”, explicó.

Subrayó que las pilas que salen de los autos electrificados tienen un uso más exigente que las de almacenamiento estacionario donde el tamaño y peso no es una variable tan importante. “Eso es un aspecto que ven los fabricantes. La diferencia está que en la de los coches saca la mayor energía posible, mientras que en la de depósito se busca es alargar la vida útil”, acotó. 

La importancia de la legislación

Pablo Urribe Malagamba, fundador de Derecho y Medio Ambiente destaca que el tema legal es de vital importancia por lo que lamentó que este vaya detrás de la realidad. 

Apuntó que en el ámbito regulatorio se maneja el tema de las baterías de segunda mano como residuos peligrosos y no útiles, lo que, a su juicio, es una gran traba para la producción. 

“Esa línea es errónea, el mercado está buscando la circularidad y la ley de economía circular. Por lo menos en México apenas está por empezar a ser discutida en el congreso”, dijo

“Debemos aprender que los residuos no son solo para usar y desechar, sino darle la vuelta porque tenemos un solo planeta y recursos finitos”, añadió Urribe

Resaltó que ciertamente hay un nivel de peligro en estos desechos, por lo que la legislación juega un rol clave en delinear que solo deben ser manejados por expertos y sectores autorizados.

Los especialistas que se dieron cita en el Videocafé Series de Latam Mobility concluyeron que con una regulación estandarizada y un modelo de negocio estable, las baterías de segunda mano pueden ser un factor que impulse aún más la electromovilidad y la transición energética en América Latina.

Síguenos en

Publicaciones recientes

Facebook

INSCRIBIRME